¿Cómo lograr que quien trabaja en nuestra empresa pueda sentirse y demostrar que tiene puesta “la camiseta”?; no es fácil lograrlo y mucho menos mantenerlo.

La idea de que un empleado realmente se sienta que forma parte de un equipo y que es útil para este, conlleva un trabajo de comunicación interna descendente; dicho canal da lugar a la comunicación ascendente, la cual usada con eficacia es más que una herramienta estratégica comunicacional.

Primeramente debemos saber cuáles son los canales de comunicación dentro de nuestra empresa. Comunicación interna descendentes (se realiza en una jerarquía desde arriba hacia abajo) y los canales opcionales de uso son: manuales corporativos, newsletters, periódicos internos, reuniones y eventos de información, entrevista individual, brochures, videos institucionales, tablón de anuncios, etc.

Comunicación interna ascendente (se realiza en una jerarquía desde abajo hacia arriba) existen diversos canales opcionales: entrevista, sección en el periódico interno, intranet, reuniones y sugerencias con directivos, etc.

Debemos tener en claro que tenemos un “cliente interno” por el cual trabajar, un objetivo esencial es armar estrategias claras para nuestra comunicación institucional.

Si colocamos nuestros objetivos y ponemos herramientas como las mencionadas anteriormente, podremos lograr:

. Instalar la cultura de la comunicación interna en toda la jerarquía empresarial.
. Publicar objetivos, metas y logros de la empresa.
. Fluidez interna.
. Crear y mantener un buen clima laboral.
. Promover una identidad común interna.

Y podemos lograr mucho más dentro de nuestra empresa, con quienes forman parte de nuestro equipo.

Si tenemos en claro que nuestro empleado es un “cliente interno”, la comunicación puede resultar más natural. En resumen podemos decir que debemos invertir dinero, tiempo, ganas y estrategias en el equipo humano empresarial.